¿Qué podemos aprender de las 100 innovaciones educativas más importantes del mundo?

Al frente de un público de maestros, autoridades educativas, y de algunos curiosos, una mujer presenta una foto de su innovación educativa. En la imagen se ve un grupo de niños sentados alrededor de una cobija, y al centro, un bebé gateando. “Todos nacemos siendo empáticos. No existe un bebé con malicia, que se burle de otros o que les desee el mal” dijo Mary Gordon, creadora de la organización Roots of Empathy (Raíces de la Empatía), que aboga por la enseñanza de la empatía en el salón de clases a partir de un singular método. “Cuando vinculamos a una familia que tenga un bebé con un salón de clases, y agendamos visitas constantes entre la familia y la escuela, los niños aprenden del bebé. La empatía les nace del corazón, y ése es un aprendizaje para toda la vida”. No cabe duda de que las innovaciones educativas se presentan de las maneras más inesperadas. Es en la cumbre de innovación educativa HundrED, celebrada del 4 al 6 de octubre en Helsinki, Finlandia, en donde Redes de Tutoría celebró, junto con decenas de otras organizaciones, el haber sido seleccionada como una de las cien innovaciones educativas más importantes a nivel mundial. El festejo no es para menos: HundrED es una organización finlandesa que en conmemoración de los cien años de independencia de Finlandia, seleccionó cien innovaciones prometedoras de todo el mundo para fomentar el intercambio de ideas y la colaboración para trabajar por una educación de calidad en todos los rincones del mundo. El propósito de su misión no es exclusivo para las organizaciones y escuelas seleccionadas: cualquier persona puede acceder a su página e inspirarse y aprender de las numerosas innovaciones ahí presentadas.

Mary Gordon no es la única innovadora que aboga por la necesidad de enseñar cualidades emocionales, sociales y de bienestar general a través de la educación. En realidad, en la cumbre de innovación educativa HundrED, hablar de estas características emocionales y sociales en la educación es más la regla que la excepción. En este evento, cada uno de los 100 proyectos tenía características que lo distinguían de las demás, sin embargo, todas las iniciativas tenían algo esencial en común: la certeza de que la educación rebasa el salón de clases, y es mucho más que el alcance puramente académico. Cada una de estas iniciativas estaba de acuerdo en que la educación no puede avanzar si no hay innovación.

¿Por qué es necesario innovar?

El sistema de educación tradicional fue creado para otra época: está concebido bajo la lógica de producción de la revolución industrial en conjunto con los ideales de la ilustración, en donde principalmente el conocimiento racional, clásico, occidental era valorado. En los tres siglos que han transcurrido desde entonces, las escuelas han cambiado poco. Afortunadamente, cada vez más personas se han percatado de lo obsoleto que es un  sistema así para el mundo actual y para las necesidades de hoy en día. “El mundo está cambiando demasiado rápido, mientras que la educación no” opinaba Anneli Rautiainen, miembro del Ministerio de Educación de Finlandia. “Cuando en el Ministerio nos reunimos a pensar en el tipo de educación que queremos, nos hacemos las preguntas: ¿para qué es la educación? ¿cómo son los ciudadanos que queremos para nuestro país y qué podemos hacer para que cada uno pueda tener vida digna, buena y con propósito?”. Para contestar esto, el Ministerio tiene un equipo de innovación del cual Rautiainen es jefa de unidad: un grupo de especialistas en educación que idean planes educativos junto con maestros y autoridades municipales del país. “Para transformar la educación debemos trabajar desde varios niveles: la legislación, el diseño del plan de estudios, la experimentación y la innovación. Todo esto lo hacemos junto con los maestros, quienes son los verdaderos especialistas en la educación. Uno no puede imponer normas desde arriba y esperar que ellos las adopten sin haber sido parte de la planeación”.

La cumbre de HundrED constó de participantes de todo el mundo: maestros, autoridades educativas y representantes de escuelas y organizaciones que buscan cambiar la experiencia educativa hacia un horizonte con más posibilidades de desarrollo para todos los estudiantes. A pesar de venir de distintos lugares del mundo y de especializarse en diferentes temas (ya fuera en arte,programación, educación primaria, secundaria, y demás), todas estas iniciativas tenían muchos principios en común. En primer lugar, en que la educación debe de estar centrada en el alumno. Así, la enseñanza responderá a las fortalezas y necesidades de cada uno, impulsando a cada uno a ser la mejor versión de sí mismos. Segundo, la educación debe de generar un sentido de pertenencia. Es por ello que el aprender no se limita al salón de clases, sino que debe de enriquecer a la comunidad entera, generando lazos y relaciones profundas entre todos los miembros. Tercero, la educación no es únicamente números y letras: es arte, tecnología, juego, música, agricultura. Es el medio por el cual el ser humano puede desarrollarse como un ser multifacético, con capacidad de aprender e interesarse por una diversidad de temas. Cuarto, la educación debe partir de la realidad de cada contexto. Es indispensable que el aprendizaje nos haga sentido y podamos sentirnos conectados a él para poder seguir creciendo, involucrándonos y apropiándonos del conocimiento. Por último, la educación debe de buscar el bienestar, equilibrio y la dignidad de todos. De esta manera, debe de cuidarse el desarrollo emocional, psicológico y social de cada uno.

¿Por qué fue seleccionada Redes de Tutoría?

Redes de Tutoría tiene un modelo innovador, con gran impacto y escalabilidad. Es un modelo básico: no se necesita más que la relación de un tutor con un aprendiz para poder generar conocimiento y expandirlo. Redes de Tutoría es por ello una organización reconocida, pues a pesar de la sencillez del modelo, los cambios en el aprendiz, el tutor y en la comunidad que los rodea son profundos y notables. Por si fuera poco, además de las 34mil escuelas en México en las que actualmente se implementa el proyecto, el modelo pedagógico de Redes de Tutoría ha sido adoptado en Chile, Singapur, Tailandia e Indonesia, demostrando así que no importa el lugar, la relación tutora es adaptada al contexto. La innovación de Redes de Tutoría consiste en un cambio fundamental en el sistema pedagógico: no es el maestro la única fuente de conocimiento en un salón, pues cada uno de los alumnos tiene la capacidad de aprender y de enseñar a sus pares. La educación, bajo este modelo, es una práctica democrática, demostrando que cada uno de nosotros tiene algo valioso que compartir. Los resultados de esta práctica van más allá del aula, pues se ha fortalecido el tejido social, disminuido el acoso escolar, incrementado la motivación de los maestros y el bienestar de los alumnos. Es por ello que en la cumbre de HundrED, se reconoció el gran potencial que tiene la relación tutora en el mundo, pues tanto en Finlandia como en el México rural, el diálogo siempre estará en el núcleo del aprendizaje.

¿Qué sigue?

HundrED reunió a cien de las propuestas más prometedoras del mundo con el fin de crear una comunidad educativa global que compartiera y se inspirara de demás iniciativas. Todas ellas tienen algo que aportar para trabajar por la educación que queremos, irrespectivamente de en dónde nos encontremos. Mantengamos nuestra mente abierta a la transformación pedagógica, reflexionemos sobre qué es lo verdaderamente importante en nuestro contexto y pensemos hacia dónde es que queremos llegar. Investiguemos sobre las distintas maneras de darle sentido al aprendizaje alrededor del mundo para aprender de proyectos que tal vez antes no se nos habían ocurrido, y sobre todo, hagámonos la misma pregunta una y otra vez ¿para qué es la educación y qué podemos hacer para que cada persona tenga una vida digna, buena y con propósito?.